Perforación de la Membrana del Tímpano

¿Qué es el tímpano y que problemas produce tener una perforación timpánica?

El tímpano es una membrana que separa el oído externo del oído medio. Actúa como una barrera protectora que impide la entrada de elementos del exterior, sobre todo el agua, hacia el oído medio. Además de lo anterior está íntimamente involucrado en la audición, ya que al vibrar con los sonidos, transmite la onda sonora a los huesecillos de oído medio (martillo, yunque y estribo) y éstos al oído interno. Una perforación en el tímpano hace que este pierda estas dos funciones fundamentales. El oído medio queda desprotegido y se infecta producto de la entrada de agua. Simultáneamente se pierde audición producto de la incapacidad del tímpano de vibrar y transmitir el sonido.

¿Qué hace que el tímpano se perfore?

Existen varias causas siendo la más frecuente las otitis de repetición, sobre todo durante la infancia. Existen niños que tienen una predisposición a tener infecciones recurrentes en los oídos. Uno de los mecanismos naturales que tiene el oído para resolver la infección u otitis media, es la perforación del tímpano. Así la infección o pus que está en el oído medio sale al exterior y se elimina la infección. Normalmente dicho tímpano perforado cicatriza solo y no hay problema. El tema es que en un grupo de pacientes las infecciones y perforaciones son tan repetidas que el tímpano no es capaz de regenerar y cicatrizar correctamente, quedando una perforación en la membrana timpánica de manera permanente. Las otras causas de perforación son producto de un traumatismo o en casos en que existen alteraciones de las presiones en el oído medio.

¿Cuáles son las repercusiones de esta enfermedad sobre la salud de los pacientes?

Existen muchas repercusiones, con distintos niveles de gravedad, pero lo más importante desde mi punto de vista es la repercusión que tiene sobre la calidad de vida de las personas. La infección que se produce en el oído, al estar perforado el tímpano, hace que en muchos casos se produzca supuración o salida de liquido purulento del oído medio hacia el conducto auditivo externo y la oreja. Esta supuración puede ser intermitente o crónica y hace que el paciente tenga un oído húmedo, lo cual da una sensación de incomodidad persistente, mancha la ropa o la almohada y hace que el paciente este constantemente preocupado de su oído. Junto con esto, se produce una pérdida auditiva que lleva al paciente a tener dificultades en la comunicación con el medio que lo rodea. En los casos en que la perforación timpánica no está produciendo una infección activa y por ende no supura el oído, existen otras dificultades que empobrecen la calidad de vida. Estas básicamente se derivan de la imposibilidad de mojarse el oído perforado por lo cual los pacientes no se pueden bañar en la piscina o el mar y deben tomar la precaución de usar un tapón en el oído cada vez que se duchan. Si bien lo anterior no es una cosa de vida o muerte es un tema que involucra a diario a la persona y le impide disfrutar de actividades que para todos nos resultan obvias en nuestro cotidiano vivir.

¿Y qué repercusiones graves puede producir una perforación del tímpano?

Las repercusiones serias derivan del entendimiento de la anatomía o estructuras que se alojan en el oído medio y sus alrededores. El oído medio es como un tambor musical, donde la piel del tambor es la membrana timpánica. En su interior se encuentran los huesecillos de la audición y el nervio que mueve la cara o nervio facial. El daño de los primeros produce mayor sordera y si bien es poco frecuente, la afectación por infección crónica del nervio facial puede llevar a una parálisis facial. Dentro del oído medio esta el oído interno también llamado caracol. Éste además de alojar el órgano de la audición, también contiene parte del sistema del equilibrio que se aloja en el oído. Finalmente, separada por tan solo unos milímetros de hueso del oído medio, se encuentra la meninge o membrana que rodea al cerebro. Es por esto que las infecciones del oído producto de la perforación timpánica, si son desatendidas durante mucho tiempo, pueden producir complicaciones serias como meningitis, abscesos cerebrales y vértigo. Por otra parte el hecho de tener un tímpano perforado va dañando irreversiblemente el caracol u oído interno, agravando la pérdida auditiva. Así mismo la perforación impide la posibilidad de adaptar un audífono en ese oído ya que el éste hace que se acumule humedad, se perpetúa la infección y persiste la supuración.

¿Cómo puede repararse una perforación timpánica y así evitar estos problemas?

La solución pasa por la cirugía. La Timpanoplastia es la técnica que se utiliza para reparar la membrana timpánica e intentar restablecer la audición cuando esto es posible. Y ese es el orden de prioridades. Lo importante es conseguir cerrar la perforación del tímpano mediante la colocación de un injerto que hace de parche. Esto busca restaurar la barrera protectora entre el oído medio y el oído externo y así conseguir que el paciente tenga un oído seco, libre de infección, con la posibilidad de mojarlo y hacer una vida acuática normal (ducharse , piscina, playa etc.)

¿En qué consiste la cirugía de la Timpanoplastia?

Existen muchas variantes y detalles pero básicamente la técnica quirúrgica consiste en que mediante microcirugía se pone un injerto que va a incorporarse al tímpano para cerrar la perforación. Dicho injerto se extrae de tejidos del propio paciente y puede ser un trozo de fascia de musculo temporal (musculo ubicado detrás de la oreja), cartílago o grasa. Además en ciertos casos en que la anatomía y el daño previo del oído medio lo permiten, se intenta restablecer el mecanismo de transmisión de la audición al reconstruir la cadena de huesecillos. Todo lo anterior se efectúa con ayuda de un microscopio e instrumental especialmente diseñado para la microcirugía de oídos ya que el tamaño del tímpano y sus estructuras tienen medidas milimétricas.

¿Cuáles son los porcentajes de éxito y garantías de esta cirugía?

Como hablábamos previamente el éxito consiste en cerrar la perforación y conseguir un oído seco, libre de infección y resistente al agua. Las variables que influyen sobre el porcentaje de éxito son el tamaño de la perforación, su localización, el tiempo de evolución y la experiencia del cirujano. También hay que tomar en cuenta la tecnología disponible y el material quirúrgico que se utiliza en la cirugía. En la Clínica Tabancura contamos con un microscopio quirúrgico de alta gama así como microinstrumental de oído de última generación. Respecto a las cifras de éxito, en mi estadística personal cuento con más de un 90% de éxito para el cierre de la perforación. La recuperación auditiva no tiene tan buen pronostico ya que es inversamente proporcional al daño auditivo previo pero fluctúa entre un 60-70% de los casos.

¿Quién debe operarse y cuáles son las limitaciones de la Timpanoplastia?

Las perforaciones timpánicas no se cierran solas una vez que ya se han instaurado de manera definitiva. Es por esto que es muy aconsejable que, salvo problemas serios de salud o edad muy avanzada que contraindique cualquier cirugía, quien tenga una perforación timpánica se someta a una timpanoplastia. La cirugía es con anestesia general, dura entre 2 y 3 horas y por lo general se van de alta al día siguiente. El periodo de reposo dura aproximadamente 2 semanas, el tímpano suele estar cicatrizado al mes y en condiciones de mojarse a los 3 meses.

Volver
Contáctenos

Ingrese nombre:

Ingrese correo:

Ingrese teléfono:

Ingrese comentario:

Desarrollado por